jueves, 7 de febrero de 2008




MÉXICO EN ENERO

Vacaciones y cuentos van de la mano. Tiempo de darse lujos, a saber: ver amigos queridos y por fin hallados. Sacarse las ganas de compartir tiempo e historias. Subir y bajar calles, callejuelas, callejones, estirar las horas en charlas interminables, estar juntos. En Xalapa, con Martín. En Querétaro, con Angélica.
Y contar en cuanto lugar se pueda, también donde no se puede -¿dónde no se puede?-.
Ahí van las fotos de Xalapa.

2 comentarios:

arraial dijo...

pasaba, y me quedé, y disfruté,inés y su hacer son mi debilidad, ne enamoré de la foto de la verde pradera, lindo que veas, cuentes, compartas
bienvenida al universo de las blogueras
besos maria alicia

Silvia Rodríguez dijo...

A veces uno desconoce la profundidad de una idea, la fuerza de una creación. El alma lo sabe y en México se quedó la vida a través de las palabras que antes escritas son encantadas y cobran vida en la voz de los narradores. Es la belleza que viaja. Un gran abrazo